Vega

Hasta ahora comer sin huella animal ha sido una opción ética que no se valoraba como posibilidad gastronómica atractiva. El desconocimiento y una cultura alimentaria basada en la carne han llenado de clichés la cocina vegetariana y vegana. Si eres de los que cree que un pájaro comiendo alpiste se ajusta bastante a un vegano en un restaurante, deberías ir a Vega.

Vega, el mejor vegano de Madrid

Vega se aleja de todos estos lugares comunes sobre la comida vegana. La carta es corta pero hay opciones para todos los gustos, desde un curry con verduras y salsa thai a una focaccia con berenjena escabechada o patatas asadas con salsa barbacoa. La comida es sabrosa. No se pierde nada con respecto a sus alternativas más tradicionales. Si babeas con la gastronomía mexicana, te va a fascinar su propuesta de chile con “carne”.

Crema fría de espinacas de Vega Madrid

Crema fría de espinacas, manzana y aguacate

Las raciones son grandes, nada de comer como pajaritos, de hecho nos emocionamos tanto pidiendo que tuvimos que rectificar sobre la marcha y reducir el número de platos. Los principales están a la altura de su nombre y la carta de bebidas incluye vinos ecológicos y cerveza artesana.

Vega restaurante vegano en Malasaña

Pedimos una ensalada GriVega con queso de albahaca, rica pero sin sorpresas, mejor apostar por algo más elaborado si te quieres acercar a la comida vagana. La lasaña de calabacín marinado, crema de tomates y rúcula es una buena elección para los más conservadores, de tapa el carpaccio de tomate con pesto y unas cremosas croquetas de setas. Merece ovación cerrada el chile con “carne”, tortillas de maíz y arroz integral, te aseguramos que ni un criador de cerdos notaría la diferencia y la crema fría de espinacas, manzana y aguacate. Un plato ideal para soportar el calor madrileño.

chilli con arroz en Vega Malasaña

Chile con “carne” y arroz integral

carpaccio de tomate en Vega Mañasaña

Carpaccio de tomate con rúcula, pesto y anacardos

No pudimos con el postre pero ya hemos puesto fecha para remediarlo y probar su más que recomendada cheesefake. Lo haremos aprovechando su menú del día con un principal por 7,90 euros y dos por 11,90. Porque esa es otra de las razones para que Vega sea una opción redonda, es barato. Comer sano puede serlo, en serio.

 

Lo mejor: el pan casero con opciones multicereales y maíz muy rico; el delicioso chile con “carne”.

Lo peor:  mesas muy juntas, las altas bastante incómodas, y mucho ruido. Si vas en fin de semana es imprescindible reservar.


Vega

C/ Luna, 9 – Madrid

Tel. 910 70 49 69