Café en Ámsterdam

Holanda es uno de los países con más tradición cafetera de Europa. Sabíamos que tres días en la capital holandesa podían dar para mucho pero nuestra lista de cafeterías era demasiado ambiciosa, así que compartimos con vosotros esta ruta del café en Ámsterdam con cuatro imprescindibles más una sorpresa en forma de excursión.

Headfirst Coffee nos dio los buenos días en la capital holandesa con un bizcocho reparador, café de origen y una Marzocco muy bien exprimida. Ocupan el típico local que no se conforma con servir un buen espresso sino que comparte espacio con una tienda de muebles y decoración vintage y su propio taller para tostar café al fondo. Están en pleno barrio de Joordan, donde podéis sacudiros el mal karma con un espresso después de visitar la casa de Anna Frank o perderos entre mercadillos callejeros. La cafetería es acogedora aunque pequeñita y los camareros tienen una calma más propia de alguien que calza zuecos y trabaja en un típico molino. Primera parada del viaje. Despacito, que no hay prisa.

Café en Headfirst Coffee en Amsterdam

Headfirst coffee Amsterdam

Las nubes y lluvias intermitentes tan típicas de la zona nos llevan a buscar cobijo por la tarde en Screaming Beans, otro clásico que ya cuenta con dos cafeterías en la ciudad y que completa la oferta con un brunch, sándwiches y más opciones para comer. No sabemos muy bien si fue ese aire de cadena o el trato más impersonal, pero el concepto nos convenció menos que el resto. El café no era malo, todo sea dicho, pero quizá habría sido el sitio ideal para probar cappuccino o un café de especialidad. Nos faltó tiempo para darle una segunda oportunidad a este sitio y animarnos con una de sus sesiones de cupping.

El mejor café que probamos en la ciudad lo descubrimos gracias a las recomendaciones de los chicos de Toma Café. El domingo, de buena mañana, nos plantamos en White Label en uno de esos barrios que se han puesto de moda en los últimos años y se han poblado de locales modernos. Desayuno tranquilo, variedades de todo el mundo, música para dejarse llevar y los baristas Francesco y Elmer al mando de este proyecto que huele a espresso y a emprendimiento del bueno. Tuestan su propio café, así que aprovecha para llevarte una bolsa de grano de Etiopía, Guatemala o Ruanda. Mejor que te pillen con una de estas en el aeropuerto que con las compras de un coffee shop.

Café en White label en Amsterdam

Café en White Label Amsterdam

En KOKO el espresso se mezcla con una tienda de moda y objetos de diseño, un servicio atento que recomienda sin agobiar y universitarias demasiado jóvenes para saber que su estilo se inspira en la islandensa Björk. Descubrimos por casualidad una cafetería fuera de lugar, ya casi al borde del famoso Barrio Rojo, y con un ambiente relajado que poco tiene que ver con la triste venta de carne femenina en escaparates que encontramos callejeando al otro lado del canal. Las exposiciones de KOKO rotan cada dos meses para que cada visita sea diferente. Además, se puede probar el increíble café de Caffenation que ya conocimos en Brujas en Vero Caffè esta primavera. Si a eso se sumamos un capuccino muy logrado y dulces caseros de otra galaxia, tenemos una parada imprescindible en nuestra ruta cafetera.

Café en Koko Amsterdam en el barrio rojo

Como despedida aprovechamos las fantásticas conexiones de tren (con vagón silencioso y Wi-Fi y pasamos el día en Utrecht, una ciudad universitaria con mucho encanto y canales románticos. Fuimos directas a 30ml, un bar de espressos con un toque industrial en pleno centro de la ciudad, entre restaurantes, tiendas y calles de adoquines. Magdalena y yogur con granola para desayunar, un café espresso y de filtro escandalosamente bueno y opciones aún demasiado modernas para España: café con tónica, lo último. Los menos aventureros pueden tomarse un té de Tea Bar, un Club Mate o una Fritz Cola.

Café en 30ml en Utrech Holanda

Café 30ml en Utrech Holanda

Como recomendación, nada de pensar en irse de cafés por la tarde. En Holanda es muy normal que las cafeterías cierren a las 18:00. Lo dicho, disfrutad de la ruta y preparaos para la sobredosis de cafeína.

 


ÁMSTERDAM:

Headfirst Coffee

Westerstraat, 150

Screaming Beans

  • Haarlemmerstraat, 68
  • Hartenstraat, 12

White Label

Jan Evertsenstraat, 136

KOKO

UTRECHT:

30ml

Mariastraat, 35