Sándwich Montecristo

Este año hemos vivido el fin de Mad Men, de Don, Peggy, Roger y compañía. Nos nos importaría que faltaran varias temporadas más y que se convirtiera en la Cuéntame yanqui, aunque allí valoran una buena retirada a tiempo. No somos las primeras en plantearnos si en Mad Men hay tiempo para comer y en qué consiste el menú. Los cócteles y el alcohol monopolizan gran parte del aporte calórico de la serie, aunque las ensaladas, la comida rápida y la carnaza no se quedan atrás. Estamos en 1969 y los sándwiches son un clásico desde hace décadas.

Receta americana del Sándwich Montecristo

Nos animamos a preparar uno menos conocido que el clásico Cubano que triunfaba en Florida o los imprescindibles po’ boy, pastrami y philly cheesesteak. Es en Los Ángeles, ese aparente paraíso terrenal al que ni Don Draper ni Peter Campbell consiguen adaptarse (normal viniendo de NY) donde varios restaurantes se disputan el título de inventores del sándwich Montecristo. Se trata de una versión americanizada del croque monsieur mezclado con una french toast o incluso con la castiza torrija. Nada nuevo bajo el sol, excepto los añadidos del otro lado del charco, que le dan ese toque tan distinto al de su primo afrancesado.

Ingredientes

Se prepara con jamón york y pavo, queso suizo (Gruyere en este caso) y pan de molde. Untamos el interior de una rebanada con mahonesa y otra con mostaza. Después, baño rápido en huevo batido mezclado con un poco de leche y luego a la plancha. Merece la pena añadirle azúcar glaseado por encima y, para los más atrevidos, también se acompaña con sirope de arce o mermelada de frutos rojos. El resultado es dulzón, más ligero de lo que parece y adictivo como una buena serie de la AMC (o HBO, venga). La prueba es que ya lo hemos preparado tres veces.

  • Dos rebanadas de pan de molde blanco
  • Una cucharada de mahonesa
  • Una cucharada de mostaza
  • Un huevo
  • Dos cucharadas soperas de leche
  • Sirope de arce o mermelada de frutos rojos.

sándwich Monte Cristo de Comideando

Sándwich Montecristo con jamón cocido, pavo y queso gruyere

Sándwich Monte Cristo de Comideando

No hemos encontrado explicación al origen del nombre del sándwich. Quizá venga de una asociación sencilla con el famoso conde de Dumas que, según el saber popular de Internet, pagó una pasta gansa a Auguste Maquet (con quien escribió la novela a medias) para que no figurase como autor. Y como la fascinación por el idioma francés no es ajena a Mad Men, la banda sonora de este sándwich no podía ser otra que una versión de Zou Bisou Bisou. Si Megan os dejó babeando como a los invitados de aquella fiesta de cumpleaños sorpresa, os aseguramos que con el Montecristo perderéis la cabeza del todo. ¡Larga vida a Mad Men!

Zou bisou bisou,
Zou bisou bisou,
Zou bisou bisou,
Zou bisou, zou bisou,
Mon dieu qu’ils sont doux