Navaja

Entre borrascas atlánticas y chaparrones de mayo, hemos pasado el puente en Galicia porque Galicia está dónde haya gallegos. ¡Y sin atascos en la A-6!

Hace mucho que la fusión está de moda. Cebiches, baos y tiraditos se multiplican y es difícil distinguir el grano de la paja. En la calle Valverde hace unos años que dos amigos gallegos decidieron montar un “furancho” viajado que se llama Navaja.  El sitio cumple con todos los requisitos de un barrio experto en reinventarse: gente joven con rollo, decoración cuidada y música de la buena. Lo sorprendente es que el espíritu malasañero no sea de cartón piedra. Son pocos los que hacen barrio con propuestas de tradición y riesgo.

vino blanco en Navaja

Navaja es granero de mar, y su filosofía es sencilla, productos de siempre con sabores potentes. La carta es corta y cambiante, como el tiempo de primavera. Para cuando la lluvia es fina, esos días de froallo que dicen los gallegos, está el mejillón de batea con leche de tigre y ají amarillo. Fresco y picantito. 4 euros la ración de 4 unidades. Imprescindible.

mejillones en Navaja

Para cuando hay rayos (de sabor), una treboada,  la ensalada de pulpo con quinoa. Nos quedamos con ganas de más pulpo y menos quinoa. Eso sí, el sabor a brasa y el punto del cefalópodo, perfectos. El vino siempre ayuda y el Albariño Pont es un trago muy agradable que va con cualquiera de estos platos de mar.

Y, si arrecia el ballón y no queda más remedio que compartir paraguas, lo mejor es el arroz de vieira, intensa lluvia de granos de arroz , vistoso pero solo correcto. Fue el plato que menos nos gustó; esperábamos más vieira y menos especias. Tampoco apreciamos el grana padano que lo acompañaba.

Como al final siempre sale el sol, incluso en Galicia, nosotras brindamos con un chupito de licor café.

Prometemos seguir explorando la carta y probar los postres. Y os recomendamos pasaros este Puente para evitar multitudes.

pulpo con quinoa en Navaja

Lo mejor: propuesta desenfadada para compartir, buena relación calidad/precio.

Lo peor: si eres de estómago dilatado vas a tener que pedir mucho. No se puede reservar


Navaja

C/ Valverde, 42

Horario: de 13:00 a 2:00.