Mamá Framboise – Platea

Los domingos de vuelta de vacaciones deberían ser pecado. En Madrid se mezclan el agobio de los recién llegados después de horas de atasco con la nostalgia de los que ni se han podido ir. Los museos siguen llenos pero los sitios que los guiris (todavía) no conocen descansan con aparente calma. Aprovechamos la ocasión para visitar al hermano mayor de la pastelería artesanal Mamá Framboise, segundo hijo del maestro chocolatero Alejandro Montes en Platea, el espacio gastronómico gourmet que va a petarlo en Madrid este verano.

Macarons y taza de café

En cuanto llegamos nos damos cuenta de que el ambiente es muy distinto al del local de la calle Fernando VI. Este es más amplio y relajado, una pizca más modernito, con decoración industrial pero acogedora, bastante menos pretencioso. Los camareros son amables sin caer en el síndrome vendedora de El Corte Inglés. Nos presentan su curioso sistema para servir las mesas con el que el mismísimo Chicote alucinaría pepinillos. Al llegar, pagas y te dan una letra gigante con un imán en el extremo que debes pegar en la mesa para que te lleven la comanda. El hilo musical sorprende porque podría ser una de nuestras listas (públicas) de Spotify: MGMT, Two Door Cinema Club, Vampire Weekend, Temper Trap… Lo dicho, teletransporte mental a un festival indie levantino cualquiera.

Tarta de galleta María

Entre polo de cocodrilo, familias numerosas y grupo de abuelitas (estamos en plena calle Goya), nos acomodan en una mesa junto a los amplios ventanales. La carta tiene formato de periódico antiguo. Esto se pone interesante. Probamos los macarons de zanahoria y chocolate, la tarta de galleta María y el café cortado y con leche. La falta de siesta nos ha afectado y olvidamos completamente que aquí lo que hay que pedir son tés o limonadas.


Macaron de manzana

Las conclusiones no tardan en llegar: necesitan un barista y saben hacer postres como en pocos sitios. Nos llevamos a casa una napolitana de chocolate, dulce imprescindible que se empeñan en llamar “pain au chocolat”, y la disfrutamos mientras nos ponemos al día de las andanzas de los Lannister y los Draper. El chocolate hace más llevadera la vuelta a la realidad del lunes y aún nos queda mucha carta por explorar en Mamá Framboise. Volveremos.


Mamá Framboise – Platea

c/ Goya, 5-7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *