Lolita Tapería

Las visitas a Barcelona tienen rituales. Las listas interminables de sitios nuevos a los que hay que ir, los cócteles que probar y las tiendas de modernos en las que dejarse la pasta. El Lolita Tapería suele estar en otra lista, la de “clásicos”. Aquí la barra es la trinchera donde empieza el baile y la melodía es como un “pim pam plato”, que diría Carmona.

Tapas clásicas y mucho más

Si Lolita Tapería tiene algo que ver con la de Nabokov muchos de los que volvemos lo hacemos con la misma lascivia que Humbert. No nos hace falta llegar a la piruleta porque babeamos con sus berenjenas con miel, su pollo empanado con chips y salsa de curry, su lomo de atún con escabeche y sus postres de toda la vida. Aquí el flan es tembloroso y delicado.

atún de Lolita Tapería en Barcelona

En Lolita Tapería están todos los platos clásicos del antiguo Inopia pero también nos vuelven locas su colección de sándwiches con pan de molde inglés y las pulgas con pan de vidrio. ¡Tienen una con crema de chocolate! Para disfrutar como un niño con su merienda.

Berenjenas con miel en Lolita Tapería

Pollo con chips de Lolita Tapería en Barcelona

El ambiente es distendido y se oye más inglés que catalán. A veces está lleno y la mayoría muy lleno así que lo mejor es ir pronto o sin pereza por tener que esperar mesa. El servicio es rápido y atento, saben que en la rotación está el éxito.

Y si está lleno no hay problema porque Lolita Tapería está cerca de Poble Sec, el barrio de moda en Barcelona, donde puedes pasar el día de barra a mesa sin que se te caiga el palillo. Si te cansas de esperar, te recomendamos Quimet & Quimet, La Bodegueta y, para comer a mesa puesta, El Sortidor.

 

Lo mejor: la comida es buena y el servicio muy rápido.

Lo peor: no es un sitio para comer con tranquilidad ni en grupo y es probable que te toque esperar.


Lolita Tapería

c/Tamarit, 104 · local 2-4
08015 · Barcelona