Brunch en La Bicicleta

La Bicicleta es uno de nuestros sitios preferidos a la hora del café, el tercer vértice del triángulo de la cafeína formado por Toma café y El Federal. Se trata de un espacio moderno lleno de mesas de madera y sillas desiguales en pleno barrio de Malasaña donde encontraréis referencias ciclistas por todas partes, podréis aparcar la bici e, incluso, tirar de WiFi (contraseña: pericodelgado) y trabajar con el portátil. Aviso para nostálgicos: la BMX de la pared os quitará 20 años de encima. Y, ya que tienen varios sándwiches con nombres de ciclistas como Pantani o Contador, queremos reivindicar desde aquí un homenaje culinario al Chava Jiménez, cuya mítica subida al Angliru bien lo merece.

La primera cuestión importante para ir al brunch de los domingos es que hay que reservar porque solo sirven 30. Segunda cuestión que debéis considerar: tienen dos horarios, a las 12 y a las 14:30. Tercera y decisiva: id cargaditos de hambre y paciencia a partes iguales. Ofrecen un brunch on wheels muy completo y otro mini. El primero incluye café, zumo natural, un croissant, cesta de panes con mantequilla, mermelada y tomate, brochetas de fruta con chocolate y mozzarella con pesto y tomate, yogur con cereales, huevo al horno con tomate, espinacas y champiñones (más jamón, bacon o pimiento), un brownie con helado de vainilla y un gintonic pequeño. Sí, habéis leído bien. Cantidad y calidad no faltan. La versión mini no incluye la bandeja con las brochetas, el yogur, el croissant ni el cóctel.

cafe-en-la-bicicleta-Madrid

croissant-en-la-bicicleta-Madrid

huevos-en-la-bicicleta

No nos convencieron nada los huevos, estaría bien tener alguna alternativa como ofrecerlos revueltos o en tortilla y también nos gustaría poder pedir otro cóctel distinto al gintonic. No nos vamos a quejar del servicio porque tiene mucho mérito ser simpático con una sala llena de modernos hambrientos pidiendo platos, café, postres y zumos pero lo cierto es que tardamos más de dos horas y media en comer.

 

Lo mejor: el café, la mermelada de ciruela y el brownie.

Lo peor: los huevos y las dos horas de espera.

[separator type=”thin”]

La Bicicleta

Plaza de San Ildefonso, 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *