Halloween, que te den calabazas

Esto podría ser un texto sobre la adolescencia o un análisis profundo del reality Quién quiere casarse con mi hijo pero, en realidad, va de esa hortaliza naranja de la que solo hablamos en otoño; concretamente, esta semana de Halloween, el nuevo Todos los Santos en el que los zombis le han ganado la batalla a las castañeras. La calabaza, además de quedar genial mutilada y convertida en vela sonriente, es muy digestiva y encaja en muchas recetas. Aquí os recomendamos varios sitios donde probarla en Madrid:

Calentita y con café y especias la sirven en el spice pumpkin latte de la cafetería de especialidad Hola Coffee. Cuando probéis la alquimia de Pablo y Nolo se os quitarán las ganas de sirope con nata de Starbucks. Además, la decoran con una nube a la parrilla (decir marshmallow es de flipados). Esta semana también han incorporado un bizcocho de calabaza “fuera de carta” pero ha volado y no llegamos a tiempo para probarlo. Quizá vosotros tengáis más suerte.

latte calabaza de Hola Coffee

 

La merienda corre a cargo de los fogones veganos de La Colectiva en forma de brownie de calabaza con un toque de chocolate. Impresionante el sabor y la delicadeza de este postre sano y original. Sin duda, es el acompañamiento perfecto para uno de sus cafés de origen o, si el tiempo sigue así de primaveral, hasta de un vaso de su horchata casera.

brownie de calabaza de La Colectiva

 

La cena se prepara en dos minutos exactos gracias a Pasta Fresca, que incluye entre sus especialidades de esta semana unos ravioli negros rellenos de calabaza y amaretti, galletas de almendra típicas italianas. Recomiendan servirlos con crema de queso casera. Un plato suave, equilibrado y muy de temporada.

ravioli de calabaza y amareto

Si lo que os va es la cerveza artesana, hoy tenéis una cita en la tarde-noche de Halloween. La tienda de cerveza artesana Espuma organiza una cata de cervezas con calabaza y maridaje de tapas. Podréis probar, entre otras, la Post Road Pumpkin Ale de Brooklyn Brewery o la Pissed Off Petes, una porter con calabaza. No faltará la ale de La Sagra de calabaza y canela. Además, los asistentes que vayan disfrazados se llevan premio a casa.

cervezas de calabaza en Espuma tienda en Madrid

Y si sois de los tradicionales, id a probar la crema de calabaza de Reineta, uno de nuestros vegetarianos preferidos. Es cremosa y con sabor, perfecta para abrir boca ahora que por fin vamos a tener que sacar el jersey del armario.

Bonus para curiosos: hay dos teorías sobre el origen de la expresión “dar calabazas”. La que más nos convence es la que dice que se usaba en los conventos para bajar la libido de los jóvenes sacerdotes debido sus propiedades “calmantes”. También se cuenta que era tradición que los padres sirvieran calabaza a los pretendientes de sus hijas para indicarles que no aprobaban su relación.