Crumb

Nos encantan los sándwiches. Os lo contamos cada viernes aquí e incluso estamos pensando en hacernos camisetas a lo fangirl. Por eso, había una visita que no podíamos posponer más. Se llama Crumb, es un local jovencito en la Calle Conde Duque y está dedicado casi en exclusiva al pan con cosas dentro.

Crumb nos ayudó a resucitar después de la Carrera de los emprendedores. La otra mitad de la recuperación fue cosa de “The Man” Fassbender. No sabíamos distinguir qué baba correspondía a los jugos del sándwich y cuál a la contemplación del reportaje del actor alemán en El País Semanal.

alacena en crumb madrd-comideando

Sándwiches con masa madre

Habíamos reservado porque el local es pequeño y no queríamos tener que renunciar a última hora a un plan perfecto. La carta incluye siete propuestas de sándwiches (divididos en las categorías Mediterráneamente, De aquí y de allí y Porque yo lo valgo), varias ensaladas y patatas revolconas o asadas con boniato como acompañamiento. Probamos el vegetal y el de pollo provenzal. Merece mención especial el alioli apto para no amantes de esta salsa tan arrebatadora. El pan de todos los sándwiches está hecho con masa madre y cada día te ofrecen la posibilidad de probar un pan especial por un euro más. Puede que estés harto de leer maravillas sobre la liturgia de la masa madre pero cuando pruebas un pan así de mimado aprecias la diferencia.

sándwich vegetal-crumb-comideando

Sándwich vegetal

mousse de chocolate-crumb-comideando

Mousse de chocolate

Nota: deja hueco para uno de los tres postres: mousse de chocolate, arroz con leche o muffin. Probamos el primero y el sabor intenso del cacao nos dejó un buen recuerdo toda la tarde.

Lo mejor: el pan, la decoración del local.

Lo peor: es pequeño y hay que reservar, el sándwich vegetal lleva atún asi que no es apto para vegetarianos.

[separator type=”thin”]

Crumb

Calle Conde Duque, 8

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *