Askua Barra

Hay gente que se deprime cuando cumple años y hay quien se va de comilona. Unos optan por el Burger King con las coronas y las hamburguesas a un euro y otros son más de hacerse un selfie con los huevos de Lucio. En nuestro caso, desde hace tiempo apostamos por la tercera vía. Siempre elegimos una de las inauguraciones estrella del año que acaba; es como leer en los posos del café o consultar en Twitter tu horóscopo a Esperanza Gracia. Querido acuario, tu año gastronómico estará lleno de satisfacciones, pero vigila tu cartera, puede sufrir sobresaltos inesperados. Vivirás un flechazo especial e intenso. Empezaba con acierto Esperanza porque lo nuestro con Askua Barra fue dar en el clavo.

Dejamos que la fuerza del Cosmos nos guiara a este céntrico local madrileño de decoración sobria y techos altos, spin-off del valenciano Askua. Mención especial merecen los vasos, aunque estos no se pueden llevar prestados como en el Burger. No faltarán quienes critiquen esta apuesta: un lugar algo frío, pocas mesas, luz tenue… Ya cansa el horror vacui y el barroquismo tabernario nacional aunque quizá lo mejor sea el término medio. Seamos un poco (solo un poco) nórdicos por una vez, aunque hayamos nacido en el Mediterráneo. Lo cierto es que se agradece no darte codazos con la gente de la mesa de al lado aunque las vistas sean industriales.

La pitonisa ya nos había advertido: Notarás la presencia de un desconocido de gran magnetismo para tu karma. Comer en la mesa de al lado de Iván Muñoz y el equipo de Chirón es un capricho del destino y nos hacía imaginarnos el nivel de los platos que pronto desfilarían por la mesa.

pulpo en Askua Barra Madrid

Pulpo con puré de patata y pimentón

Rabo de toro en Askua Barra Madrid

Guiso de rabo de toro con puré

Pero vamos al grano, a la propuesta de Askua Barra, a la cocina de mercado como seña de identidad. Para un restaurante, la carta es su currículum. Tan inútiles resultan las de tamaño guía telefónica como las que entran en una servilleta. Esta nos pareció equilibrada, con grandes éxitos y medias raciones, perfecta para compartir y probar de todo. Empezamos por la ensaladilla rusa y las croquetas: rabo de toro, pollo y curry más IdiazabalLa entrada de tu signo en Marte desatará tu deseo de queso. Se equivocó la pitonisa con el queso porque las primeras nos gustaron más. Seguimos con el pulpo con puré de patatas y pimentón. Estuvimos a punto de preguntar si no había ascendencia gallega en esta familia porque estaba riquísimo. Después, dos clásicos nacionales: cocochas, mitad rebozadas, mitad a la parrilla, y guiso de rabo de toro. Nos queda probar su ya famoso  steak tartar y el tuétano asado.

Croquetas en Askua Barra Madrid

Croquetas de rabo, pollo y curry y de queso Idiazabal

Torrija en Askua Barra en Madrid

Torrija con helado de avellana

Terminamos con la torrija caramelizada, correcta, sin más. Tenemos fijación con las que comimos en Tondeluna y no somos nada imparciales. Los astros nos trajeron a celebrar al lugar adecuado. Ojalá sea el presagio de un año gastronómico de otra galaxia.

Lo mejor: el pulpo sí o sí, las croquetas de interior muy cremoso y la copita de vino blanco Zoe.

Lo peor: el tiempo de espera a pesar de no haber muchas mesas ocupadas, ambiente frío y el postre.


Askua Barra

C/Arbalán, 7

Metro: Sevilla